Cambia de filosofía y triunfaras; aplica el Marketing Interno.

10 05 2011

Conceptos como fidelización, engagement, diálogo, participación o evangelistas, empiezan a cobrar fuerza dentro de las organizaciones. Por una parte está muy bien, ya era hora, pero por otra parte, aún son muchas las compañías que no logran (o no quieren) alcanzar una orientación hacia el cliente.

Si la empresa donde trabajas o tu propia empresa tiene una visión relacional con sus clientes, enhorabuena, tienes mucho terreno ganado, pero ¿también se aplica internamente en la organización?  De lo que se olvida la gente, es que este mismo concepto que se aplica de puertas para fuera también hay que aplicarlo dentro de la misma organización.

El marketing interno aplicado como filosofía organizacional representa un salto cualitativo con respecto a la visión tradicional (donde es dirección quien impone y los trabajadores se limitan a ejecutar).

Consiguiendo que los propios empleados participen, interactúen, se sientan satisfechos, valorados y escuchados, tendremos a los mejores abanderados de nuestra marca, permitiendo alcanzar mayores niveles de eficiencia y eficacia.

¿Por dónde empezar? Cambiando de filosofía y transformando conceptos.

Marketing General

Marketing Interno

Cliente Trabajador
Producto Empresa
Fuerza de ventas Directivos y mandos intermedios
Comunicación externa Comunicación interna-Participación-Diálogo

Si se logra aumentar la satisfacción de los empleados implicándolos en los objetivos de la empresa, a través de procesos comunicativos que proporcionen la información necesaria para trabajar con eficacia, se logrará trasmitir dicha satisfacción desde dentro de la organización hacia fuera. 

Anuncios